lunes, 4 de marzo de 2013

10 factores que incrementan la felicidad

 
10 puntos que la Psicología Positiva propone para aumentar el nivel de felicidad
1. Actúa como si fueras feliz. En general, los investigadores han encontrado que actuar como si tuviéramos una... Ver más emoción determinada desencadena cambios en nuestro organismo como si en realidad tuviéramos esta emoción. Podemos de manera conciente realizar diversas actividades que hacemos cuando somos felices –cantar, visitar amigos, bailar, etc.- y esto influirá positivamente en nosotros.
2. Ten objetivos claros. Tener metas nos proporciona un impulso y una dirección para alcanzarlas, lo que pone en práctica nuestras potencialidades, lo que a su vez nos da una sensación de bienestar. Solamente debemos de tener cuidado en que nuestras metas no sean demasiado fáciles –lo cual nos produciría aburrimiento- o demasiado difíciles de alcanzar –que nos podría conducir a frustración o tristeza.
3. Disfruta cada momento. Es importante desacelerarnos y darnos tiempo para disfrutar lo que hay a nuestro alrededor.
4. Cultiva relaciones interpersonales positivas. Los estudiosos de la felicidad hablan de que tener por lo menos cinco personas cercanas en nuestras vidas producen un cambio positivo ¿qué sería de nuestras vidas sin ellos? Gracias a nuestras relaciones positivas tenemos apoyo, diversión, oportunidad de compartir ilusiones, tristezas, etc.
5. Evita comparaciones. En general, los psicólogos positivos mencionan que tenemos un rango predeterminado de felicidad, y que no importa si ganamos la lotería o por el contrario, sufrimos un accidente, nuestro nivel de felicidad volverá a su estado habitual en unos meses. Algo importante para seguir disfrutando de las cosas positivas que nos pasan es evitar compararnos con aquellas personas que creemos tienen más que nosotros, y seguramente hasta Bill Gates no sería feliz si se comparara en algún ámbito de su vida con otras personas, por otra parte, sería positivo que de vez en cuando nos comparáramos con aquellas personas que por alguna circunstancia de la vida tienen menos que nosotros.
6. Comparte y regala a los demás algo. Las acciones de altruismo también nos permiten poner en práctica nuestras habilidades, además de crear lazos sociales, acciones como destinar una hora en actividades comunitarias, visitar a un amigo o familiar enfermo, nos pueden ayudar de manera positiva a incrementar la felicidad.
7. Sé agradecido. Agradecer implica una actividad emocional, racional y consciente. Nos permite valorar aquello que tenemos, nos hace darnos cuenta de las personas que nos han apoyado o compartido algo que no esperábamos, en síntesis, nos hace consciente de lo dichosos que somos al recibir algo.
8. Actívate. El ejercicio contribuye no sólo a nuestro bienestar físico, sino también a nuestro bienestar emocional. Autores como Csikszentmihalyi, mencionan que la actividad física es una de las principales que nos proporcionan placer y nos llevan a un estado de concentración placentera a la que ha denominado como “flow” o “flujo”.
9. Toma la iniciativa. Este elemento está relacionado nuevamente con la puesta en práctica de nuestras habilidades. Nos permite sentirnos plenos y activos.
10. No te centres solamente en las cosas que te dan felicidad momentánea. Hay situaciones que están relacionadas más con la felicidad momentánea que implica un placer en el aquí y el ahora (por ejemplo ganar más dinero, obtener un premio, etc.). Debemos también darle importancia a aquellas cosas que proporcionan una felicidad a largo plazo, como las relacionadas a los puntos que se han mencionado anteriormente (cultivar relaciones interpersonales, profundizar la espiritualidad, disfrutar de los pequeños momentos de la vida, etc.).