martes, 28 de diciembre de 2010

Origen del día de los inocentes

En el Nuevo Testamento, San Mateo relata cómo, cuando nació Jesús, el rey Herodes (alertado por los reyes que seguian una estrella)ordenó una matanza en Belén para acabar con todos los niños menores de dos años y asegurarse así de que el anunciado Mesías, futuro Rey de Israel, era asesinado. Desde entonces, la Iglesia Católica conmemora cada 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, para recordar esas crueles muertes infantiles.
La tradición popular lo ha convertido también en un día para gastar "bromas inocentes". En los países anglosajones se celebra una fiesta similar el 1 de abril con el nombre de Fools' Day (el "día de los tontos").La Fiesta de locos, que se celebraba principalmente en Francia el primer día del año para honrar al asno en que cabalgó Jesús el domingo de Ramos para hacer su entrada triunfal en Jerusalén, se considera también precursora del día los Inocentes.

lunes, 13 de diciembre de 2010

LA EFICACIA Y LA SEGURIDAD DEL TAMIFLU NO ESTÁN DEMOSTRADAS

  No está demostrado que el fármaco más usado contra la gripe, el popular Tamiflu -cuyo principio activo es el oseltamivir-, sea eficaz y seguro. Lo hemos dicho hasta la saciedad en los últimos meses sin que nadie nos hiciera el menor caso. Bueno, pues una vez más el tiempo nos da la razón aunque aun haya quien se resista a aceptarlo. Una revisión de los estudios que se hicieron con él y que aparece en el último número del British Medical Journal lo confirma. Dirigido por Chris Del Mar -profesor de la Bond University de Australia- resulta que su equipo de investigadores se encontró para empezar con todo tipo de trabas a la hora de verificar de forma independiente los resultados de las investigaciones sobre el Tamiflu. Luego comprobaron que gran parte de los datos que sustentaban su supuesta eficacia y seguridad provenían de trabajos financiados directamente por Roche -la multinacional que lo fabrica- pero que no han sido publicados. Así que pidieron datos a la empresa para evaluar los trabajos pero ésta les ofreció dárselos sólo "bajo condiciones que consideramos inaceptables". Agregando que lo que además les envió la farmacéutica "era insuficiente para hacer un análisis de forma adecuada". Los escasos datos obtenidos y la actitud de Roche hizo manifestar a esos investigadores que las evidencias de los efectos del Tamiflu podrían ser pues “poco fidedignas”. De hecho según los datos que poseen tiene un “efecto modesto” a la hora de reducir los “síntomas” pero “no ha demostrado su capacidad parar frenar trastornos asociados a la infección”“no debería usarse en el control rutinario de la gripe estacional". Y no se pronuncian sobre su posible eficacia ante el virus A-H1N1 ya que sencillamente carecen de los datos que les permita valorarlo. En cuanto a su seguridad aconsejan a las autoridades que hagan un seguimiento más exhaustivo de sus posibles efectos secundarios porque a su juicio no hay análisis suficientes para constatar que sea seguro. En suma, se trata pues de un auténtico escándalo. Otro más. Por eso Fiona Godlee, una de las editoras jefe del British Medical Journal, llega a decir en un editorial que aparece en el mismo número lo siguiente: "Esta investigación no sólo pone en duda la eficacia y seguridad del oseltamivir sino el sistema por el que los fármacos se evalúan, regulan y promocionan”. Agregando que lo sucedido con el Tamiflu es grave porque "gobiernos de todo el mundo se han gastado billones de libras en un fármaco que ahora la comunidad científica es incapaz de juzgar". Roche, obviamente, se ha ocupado de que médicos y personalidades afines apoyen el Tamiflu, que lo defiendan. Quieren darle la sensación a la gente de que al menos hay controversia a nivel científico y hay quienes si apoyan su seguridad y eficacia. Pero es falso. Lo vergonzoso es que en España hay una reserva de antivirales de unos ¡15 millones de dosis!, la gran mayoría de ellas compradas hace unos años para hacer frente a una posible pandemia de gripe aviar –las previsiones auguraban cifras de hasta el 30% de mortalidad si la infección por el H5N1 traspasaba fronteras saltando de humano en humano– y los depósitos se ampliaron luego aún más con la llegada del virus de la gripe A. Un despilfarro injustificado e injustificable. Pero ya se sabe que uno puede regalar el dinero a manos llenas sin dar explicaciones si lo que se alega simplemente es que se ha hecho para “proteger a la ciudadanía”. La demagogia en el ámbito sanitario siempre ha funcionado. (como la neumonía). Por lo que se atreven a afirmar que a su juicio

viernes, 10 de diciembre de 2010

EL VIRUS VEH INFECTA YA A MEDIO PLANETA


  El VEH, un virus tremendamente peligroso, ha infectado ya a medio planeta. Sumamente contagioso se introdujo hace ya muchos años en los núcleos de células sociales básicas como la ONU, la OMS, la FDA (la agencia estadounidense del medicamento), los MS (Ministerios de Sanidad), los CM (Colegios Médicos) y los grandes MSC (Medios de Comunicación Social)- merced a la actividad de agentes patógenos muy activos procedentes de algunas cepas de las MF (multinacionales farmacéuticas). Y según los expertos sólo existe una vacuna para evitar ser infectado compuesta básicamente de dos antivirales muy poco comunes: SC y CR (vulgarmente conocidos como Sentido Común y Capacidad de Raciocinio). Nos referimos al Virus de la Estupidez Humana (VEH). De hecho, si este singular virus no estuviera tan extendido la alarma que hoy genera la cepa H5N1 -subtipo del virus de la gripe aviar- no habría tenido lugar. Porque es éste un patógeno tan enormemente peligroso que en todo el mundo ha infectado a poco más de seis decenas de personas desde que se detectó en Hong Kong hace ya ¡ocho años! -en 1997- y eso porque estaban en contacto físico permanente con las aves infectadas y la mayoría padecía además enfermedades crónicas que no habían dejado precisamente su sistema inmune en las mejores condiciones. A fin de cuentas hablamos de un virus que no se transmite ¡ni comiendo las aves infectadas o ingiriendo sus huevos! Es más, ni siquiera se sabe si el virus podría contagiarse entre seres humanos. Bueno, se especula con que si un ser humano se contagiase y en ese preciso momento tuviese la gripe humana corriente igual ambos virus podrían interaccionar dando lugar a una mutación peligrosa. Pero hablamos de pura especulación. ¿Y entonces a cuento de qué tanta alarma? Pues la excusa es que se ha encontrado la cepa de uno de los virus de la gripe aviar (los hay de varios tipos y los han clasificados en tres grupos -A, B y C- habiendo además varios subtipos en cada grupo) ¡en algunos cerdos de granjas chinas! Con lo que los expertos han vuelto a especular con que el virus de la gripe aviar igual muta en el cerdo y a lo mejor entonces sí nos afectaría. Así que aviados van los cerdos. Bueno, y quienes los crían porque lo mismo les exigen vacunarlos... para luego matarlos. Y es que el esperpento llega al extremo de que se está pidiendo a los gobiernos que se vacune a las aves que pudieran haber entrado en contacto con el virus -algo para empezar no tan fácil porque parece que entre ellas sólo se infectan a través del contacto con las heces- ¡cuando luego hay que sacrificarlas! A ver, ¿qué sentido tiene vacunar a millones de aves para luego matarlas... salvo el de engordar las cuentas bancarias de los que fabrican esas vacunas? Es más, ¿qué sentido tiene recomendar el uso de los antivirales que hoy se comercializan -que no son inocuos, no lo olvidemos- cuando en caso de que el famoso virus aviar nos infectase no servirían de nada? ¿Con la excusa de que "quizás" logren "atenuar" los "síntomas"? ¿Y con tan ridícula justificación ha decidido España comprar entre 6 y 10 millones de antivirales? ¿A qué viene ese despilfarro absurdo e inútil? ¿Y cómo osa la OMS hacer esa recomendación? ¡Una institución tan "seria" que llegó a decir en un principio que el susodicho virus podía causar una pandemia que sus expertos calcularon entre 5 y 150 millones de muertes... y luego rebajaron a siete millones y medio ante la rechifla general! ¿Tan infectados del VEH están nuestros responsables sanitarios? Durante la reciente invasión de Irak los mismos que ahora quieren volver a enriquecerse a costa de la inocencia -por no decir necedad- de la clase política convencieron entonces a muchos gobiernos de que comprasen vacunas contra el virus de la viruela porque era una de las armas biológicas que Sadam Hussein tenía en su arsenal secreto y podía arrojárnosla. Con lo que la impresentable ex ministra de Sanidad y Consumo, Ana Pastor, decidió comprar ¡dos millones de vacunas! ¡Vaya negocio el de meter miedo! ¡Y vaya negocio redondo el de las vacunas! Verán: piensen en cualquier enfermedad contagiosa. Ahora miren los datos estadísticos y apunten cuántas personas se contagian en el mundo cada año contrayéndola. Pongamos que se contagia un 5% de la población. ¿Vale? Pues ahora "cree" usted una vacuna con ajito y cebolla, añádale unos cuantos trozos de ADN del virus responsable a fin de disimular y aunque eso no sirva para nada organice una rueda de prensa y contrate a algún "científico" para que anuncie a bombo y platillo que ha encontrado usted una vacuna cuya efectividad es ¡del 95%! Total, ese porcentaje ya lo tiene usted asegurado porque el contagio previsto será del 5%... ¿Va el lector entendiendo?