domingo, 2 de junio de 2013

La Iglesia Católica Prohibe Usar el Nombre de Dios

La Jerarquía católica pretende eliminar el nombre de Dios de los actos litúrgicos. Ese fue el Motivo de la Carta que el Vaticano envió  por directiva del Papa a todas sus conferencias episcopales mediante la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
Dicha carta, con fecha del 29 de junio de 2008, censura el hecho de que, pese a recibir instrucciones en contra, “en los últimos años se ha introducido la práctica de pronunciar el Nombre propio del Dios de Israel conocido como el Santo o Divino Tetragrammaton, escrito con cuatro consonantes del alfabeto hebreo , YHWH” (Carta a las Conferencias Episcopales sobre “el Nombre de Dios”) Tambien indica que este nombre se ha vertido de diversas maneras, como “Yahweh”, “Yahwe” “Jahweh” y Yehova, entre otras* Esta directriz del Vaticano quiere restablecer la postura católica tradiconal, a saber, sustituir el Tetragrammaton por “Señor”. Sostiene que el nombre de Dios “no ha de ser usado ni pronunciado” en celebraciones litúrgicas, cantos ni oraciones.

escrituras-1
En el  Códice de Alepo aparece el Nombre divino, el cual fue suprimido por Kyrios

Para justificar su postura, la carta apela a la “tradición inmemorial” del catolicismo. Afirma que ya en la Septuaginta- versión de las Escrituras Hebreas traducida al griego en tiempos precristianos- el nombre divino se sustituía por el térnimo griego Kýrios, que significa “Señor”. Insiste, por tanto, en que los cristianos “desde el principio nunca pronunciaron el divino tetragrammaton”.
Sin embargo, no menciona la existencia de pruebas sólidas que indican lo contrario : Varias de las copias más antiguas que se conservan de la Septuaginta contienen, en numerosas ocasiones, el nombre divino en la forma hebrea y no Kýrios. Esto indica que los discípulos de Cristo del siglo promero conocían el nombre de Dios y lo pronunciaban cotidianamente. El propio Jesús dijo en una oración: “Les he dado a conocer Tu Nombre” (JN 17:26) y en la conocida oración que nos dejó como modelo, hizo esta petición “Padre nuestro  que estás en los cielos, santficado se a Tu Nombre” (Mt 6:9)
En efecto, se  espera que los cristianos deseen que el nombre de Dios sea respetado y santificado. En contraste, los intentos del Vaticano de eliminar el uso del Nombre divino, lo deshonran, pues se menciona en éxodo 3:15 “Este es Mi Nombre para siempre, por él seré recordado generación tras generación.

* en español lleva siglos utilizándose la pronunciación “Jehová”, en diversas traducciones bíblicas, como la de Casiodoro de Reina, la Vulgata y la Biblia de Jerusalén. Ver videos relacionados http://videoblogway.blogspot.com.es/2013/05/iglesia-catolica-prohibe-usar-el-nombre.html