sábado, 21 de marzo de 2015

Si bebes agua con limón

El agua con limón no sólo quita la sed mejor que cualquier otra bebida, sino que también nutre el cuerpo mucho más de lo que parece. Suceden cosas increíbles cuando se bebe. Al despertar los tejidos corporales están deshidratados y tienen la necesidad de agua para expulsar las toxinas y rejuvenecer las células. -Ayuda a equilibrar el pH. -Los limones son un increíble alimento alcalino. Pueden ser ácidos, pero en el interior del cuerpo son alcalinos. -Digestión. -El agua caliente sirve para estimular el tracto gastrointestinal y el peristaltismo. Los limones son ricos en minerales y vitaminas que ayudan a aflojar las toxinas en el tracto digestivo. -Limpia la piel. -La vitamina C ayuda a disminuir las arrugas y las manchas. El agua con limón purga de toxinas la sangre, lo que también ayuda a la piel. -Estimula el sistema inmunológico. -Los limones son ricos en vitamina C, que es ideal para combatir los resfriados. Tienen un alto contenido en potasio, que estimula la función del cerebro y los nervios. El potasio ayuda a controlar la presión arterial. Se sabe que tienen efectos anti-inflamatorios, y se utiliza como apoyo complementario para el asma y otros síntomas respiratorios además de que mejora la absorción de hierro en el cuerpo, y el hierro juega un papel importante en la función inmune. -Proporciona al cuerpo de electrolitos que hidratan el cuerpo. -Es bueno para las articulaciones y reduce el dolor en las articulaciones y en los músculos. -Produce más enzimas. -Ayuda a disminuir la presión arterial. -Ayuda a prevenir el cáncer. -Ayuda en la pérdida de peso. -Ayuda a disolver los cálculos biliares, cálculos renales, piedras pancreáticas, y los depósitos de calcio. -Ayuda a aliviar la acidez estomacal. -Ayuda a diluir el ácido úrico, el acumulado del cual conduce al dolor en las articulaciones. -Promueve la curación. -Al igual que hace que la piel esté libre de imperfecciones y sin cicatrices, también ayuda en la curación y el mantenimiento de los huesos, los tejidos y los cartílagos. Los limones son una maravilla para el cuerpo, pero es muy importante diluirlos en agua; el agua caliente es uno de los componentes que hacen que esta conjunción sea tan maravillosa para el cuerpo. Exprima al menos el zumo de medio limón en media taza de agua tibia. Es importante beberlo a primera hora de la mañana con el estómago vacío.