martes, 7 de junio de 2011

E.coli crónica de una desorientación

 - 16 de mayo. El pico del síndrome. El sistema de vigilancia epidemiológico Eurosurveillance muestra un significativo aumento de caos de síndrome urémico hemolítico, la manifestación más grave de la infección por Escherichia coli. 

- 26 de mayo. Los pepinos culpables. Con tres muertos y miles de infectados por la bacteria, las autoridades sanitarias del Estado alemán de Hamburgo acusan públicamente de un brote de E. coli a los pepinos españoles (y a un tipo de pepino holandés) de ser el causante. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria, dependiente de Sanidad, identifica a empresas de Málaga y Almería. España empieza a inmovilizar lotes de pepinos. 

- 27-30 de mayo. Descontrol y vía crucis del campo español. Mientras continúan los análisis, la alerta se extiende por todo el continente. Se paraliza prácticamente la exportación de verduras españolas a Centroeuropa y Rusia y, en menor medida, a Reino Unido. El Gobierno de Zapatero pone en duda que la verdura española sea la culpable en origen. La Junta de Andalucía carga contra las autoridades alemanas. El campo alemán también sufre enormemente la crisis, así como el holandés. 

- 31 de mayo y 1 de junio. Exculpación y desasosiego. Las autoridades alemanas rectifican y dicen que los pepinos españoles no portaban la bacteria E. coli causante de la infección. La UE levanta la alerta que pesaba sobre España, y ya se reclaman indemnizaciones. En el plano sanitario, la realidad que queda al descubierto es que no se sabe aún ni dónde está el foco ni cómo se propaga. Ya hay 17 muertos y más de 1.500 afectados. 

- 2-3 de junio. Identificación de la bacteria. El origen de la ola infecciosa es una variante hasta ahora desconocida de la bacteria E. coli que, según los expertos, resiste más ante los antibióticos, se adhiere más fácilmente a los intestinos y produce más toxinas. 

- 4 de junio. La pista del restaurante. Se investiga un restaurante de Lübeck, al norte del país, donde comieron a mediados de mayo 17 afectados. La infección ya afecta a 12 países aparte de Alemania. 

"Hay 'E. coli' en casi todos los alimentos", dice un experto de la OMS 

Los investigadores dudan de que se llegue a encontrar la cepa de la infección 

La gestión de la crisis ha sembrado confusión y pérdidas económicas 

Se sospecha de una fiesta celebrada en Hamburgo a principios de mayo